Defensa y Permanencia en el Territorio

Nos convoca a la apropiación colectiva de nuestros Bienes Naturales y Culturales para la construcción autónoma de los proyectos de vida y a la resistencia social, ante la amenaza de la imposición de los proyectos minero-energéticos a favor de la acumulación de riquezas por parte de las corporaciones transnacionales.

Nuestra permanencia en el territorio se propone construirnos como sujetos ecosociales identificados con la creación de valores de uso para la satisfacción de nuestras necesidades y garantizar la armonía entre ser humano y naturaleza, reconociendo que el capitalismo por su carácter expansivo pone en riesgo los límites biofísicos del planeta y es incompatible con el bienestar y la emancipación humana.